ColumnaEl JineteEntre Líneas

Turismo, la superficialidad de quienes lo dirigen

Escrito por: El Jinete, ese que va deseando la muerte

Cuando el poder del amor supere el amor al poder, el mundo conocerá la paz.
Jimi Hendrix

Dolores Hidalgo siempre se ha caracterizado por ser una ciudad a la que le falta creerse que es una ciudad, bueno, comienza una generación a poner como prioridad el reconocernos como dolorenses, tanto como los que nacimos aquí como los que vienen de fuera, una ciudad como la nuestra necesita otra visión durante la década de los 20, no más hijos de papi gobernando, ni empresarios que no tienen idea de que se trata gobernar, no más estafadores sin argumentos que llegan a través de mentiras a ocupar puestos públicos.

Empezar por sacudirnos a la clase gobernante será el paso que nos deje cambiar para bien en las tierras de la libertad, es imposible no darnos cuenta de que durante 10 años nos salieron a deber mucho, uno de los pilares fundamentales es el turismo y aunque se dan pasitos, aun nos falta mucho que desarrollar en este tema.

Como todo buen novato creemos que lo superficial es lo más importante a la hora de atraer turistas y tomando como ejemplo el festival de José Alfredo Jiménez nos podemos dar cuenta de que todo es superficial sin realmente dar la importancia, la inauguración este año la hicieron en el día que se realiza la serenata en el panteón dedicada al cantautor, un producto que por si solo tiene más años que el festiva funcionando, así es que con o sin festival esa noche habrá gente porque es el único evento que las personas sienten propio.

Este año hay que reconocer que existe mayor detalle en el evento con diferentes carteles alusivos, instalaciones para tomarse la foto e imagen del rey de la canción ranchera al puro estilo de los festivales de San Miguel de Allende o de otras ciudades coloniales, sin llegar a ser originales visten bien a la ciudad, en lo que si la regaron es en los grafitis que pusieron por parte de turismo estatal, serán muy autoridades pero eso esta prohibido y daña la imagen urbana de la Cuna de la Independencia Nacional, aguas comité de pueblos mágicos o serán de nueva cuenta blandos corderitos ante unas autoridades que se les olvida que no se debe vender alcohol en las calles, no por que se nos ocurra, sino por que ellos son quienes deben hacer respetar las leyes y acatarlas.

Hasta hoy todo bien pero en el festival se les olvida siempre que se necesita el servicio de sanitarios, el único que existe publico cierra temprano y  no se da abasto, así que durante la noche dedicada a José Alfredo en la Cuna de la Independencia Nacional no había baños para los que los necesitaban, así que orinaron en el jardín, en la parroquia en los arcos, en donde pudieron y el aroma en la mañana era insoportable, en la logística les siguen faltando los baños.

Otra cosa es que la derrama económica no se diversifica en el festival, todo se concentra en dos polos sin generar nada más, en los bares de la ciudad ni un motivo alusivo al rey de la canción ranchera, nada que atraiga a los turistas, en el panteón el peor sonido en años para la serenata, la gente no escuchaba, un pésimo artista que canta desafinado cantando en la tumba de José Alfredo, peor la música norteña afuera del recinto, terrible la serenata que fue muy concurrida pero que en su mayoría no deja de parecer una fiesta de un santo patrono sin aspiraciones a ser un evento internacional.

En cuanto a los eventos artísticos mejor ni hablamos la mala gestión del hijo de José Alfredo, no hace soportar a gente sin talento en el escenario, nada más porque ahora se siente mánager, peor es su primo que tiene convertido en un relajo el comité de turismo.

Pero lejos de esto la gente se intenta divertir, lo malo es cuando buscan hospedaje y no hay o las habitaciones están llenas de chinches son caras y sin servicios básicos, cuando se acaba la fiesta y no hay donde desayunar con sabor decente por que a los dueños del restaurante se les hace fácil bajar la calidad de los alimentos porque piensa que así ganaran más.

Lo básico fue olvidado otra vez, no hay alianzas entre sectores para ofrecer una mejor experiencia a los turistas, el restaurantero, el hotelero, los artesanos, los neveros, los guías de turistas, los viñedos, los músicos, los medios de comunicación, todos ellos deberían de estar integrados en una dinámica que ofrezca a los turistas una experiencia satisfactoria, pero cada uno solo ve como jalar agua para su molino.

Un verdadero comité organizador del festival tendría que salir de estos sectores y aunque turismo estatal se precie de ser muy bueno para esto, su inauguración fue tan aburrida y pobre que causo que muchos se desanimaran del festiva, con conductores peor que improvisados, aunque dijeran que eran de televisa la verdad esos pobres ni sabían, no conocían y no se prepararon para el vento que les tocaba dirigir, tristemente en lo que nos toca a lo municipal, lastima de asesores, siguen sin poder aconsejar y guiar bien al presidente municipal,  lamentable un evento que arranca con más desaciertos que aciertos, donde la premisa es simple, hay que hacer solo espectáculo, pero ni eso saben hacer.

PD

  • Pónganse a trabajar
  • No se ve quien quiera ganarse la rifa del tigre, muchos andan ya calientitos, pero aún no se animan a sacar boleto
  • Vamos, el festival José Alfredo no funcionara jamás si la ciudadanía no lo siente propio y la derrama económica llega a todos los sectores no solo a las manos del hijo de José Alfredo y a quien administra el museo, que por cierto tiene en comodato las pertenencias de todos, que donara Alicia Juárez a los ciudadanos, pues el ayuntamiento solo les presto las cosas donadas y ni así ayudan al municipio, ni invierten en la sociedad a la que le quitaron un atractivo para hacerlo privado
  • Todo yo, todo yo, ……

No Comment

Deja un comentario