ColumnaEl JineteEntre Líneas

Todos quisiéramos que fuera mentira, la realidad nos ha alcanzado, el COVID-19 un gran reto

Escrito por: El Jinete, ese que va deseando la muerte

 

“Los que hacen imposible una revolución pacífica hará inevitable una revolución violenta.”
 John F. Kennedy

Parecía tan fácil, unas cuantas semanas encerrados y saldríamos, regresaría todo a la normalidad, pero ahora el miedo nos hace como quiere, muchos los más miedosos se encierran en su mundo y niegan la existencia de la pandemia, otros están hartos encerrados entre paredes que les recuerdan que no han logrado nada después de entregar sus vidas en los trabajos cualesquiera que fueren.

Pero sí, de nada han servido las grandes cantidades de agua con cloro derramadas en todas las calles de la ciudad; otros pensaban que sería la mejor oportunidad para hacer campaña política, es más, algunos aun lo creen y se aprovechan de ello, al cabo la elección esta a la vuelta de la esquina, otros tantos están a punto de toparse con lo peor, con un mundo que ya no es nada parecido al de los principios del año y no se quieren dar cuenta.

Llegó la primera defunción por COVID-19  a la Cuna de la Independencia Nacional y el presidente municipal no salió ni siquiera a dar un mensaje, el número de casos va en aumento y esta superando a la de los municipios aledaños, el hambre aprieta y las despensas ya no están alcanzando, a lo mejor hubiesen servido esos 5 millones que utilizaron para hacer campaña política con los comerciantes ambulantes o talvez no, pero de que esta pandemia se nos va de la mano, se nos va de la mano.

De gobierno del estado no llega ayuda, bueno, solo 4 préstamos para taparle el ojo al macho, pero 1 millón de pesos como derrama económica en el municipio de nada sirven, son solo una burla para una población que ha sido empobrecida por muchos años, llena de riquezas, pero empobrecida, Diego Sinhue nos ha quedado a deber a todos, un gobernador títere sin liderazgo.

Pero lo que más preocupa ahora es la horda de opinadores, que se han volcado con todo su miedo a desmentir el COVID-19, todos con teorías conspirativas, presumiendo de saber más que los demás, de ver más allá, de pensar que todo es como un guion cinematográfico, un poco como la farsa cósmica del medievo donde cada uno interpreta un papel y nunca podrás liberarte de él.

Estos opinadores confunden las peras con las manzanas, conocen pero no saben expresar lo conocido, embaucan y creen decir la verdad, estos están haciendo tanto daño que en pocos días veremos el colapso de los servicios de salud en Dolores Hidalgo, pero no es su culpa, la culpa es de un sistema que jamás permitió una calidad en la educación, que para ser honestos, la educación en el México del XX y principios del XXI no fueron más que una fábrica de empleados de gobierno y obreros para las grandes industrias, jamás una forma de liberación, ni de crecimiento personal.

Por eso ahora esta nueva rebeldía a una realidad que no se ira será el reto más importante por sobre pasar, los dolorenses somos victimas de nuestro 6.6 de promedio en educación, de nuestro 80% de pobreza y necesidades, del reparto injusto de riqueza, de la falta de universidades públicas, de una bola de familias que se enriquecieron con el dolor de las demás familias y que aun se reparten el poder, ese es nuestro Dolores Hidalgo, un lugar que aun no se permite nacer a la nueva realidad, por miedo, miedo a la verdad de que ya nada volver a ser igual.

PD

  • Hay quienes dicen que esto es una farsa porque en otros estados y países ya se esta “volviendo a la normalidad” pero lo que no pueden discernir es que aquí desde cuando inicio y allá cuando fue, es cuestión de numero solamente
  • Es grato el saber que me lees

No Comment

Deja un comentario