ColumnaEl JineteEntre Líneas

Nuestro racismo, clasismo y homofobia, nuestro Dolores Hidalgo

Escrito por: El Jinete, ese que va deseando la muerte

“rocanroleros humillados, por la gente despreciados, puros fresas aceptados y de gruperos mejor ni hablamos”
Calle eléctrica, (Mi ciudad)

Dolores Hidalgo ya no es un pueblo es una ciudad, y sin embargo se mueve, tiene la vitalidad de un joven adolescente y la misma inexperiencia de este, dentro de ello hay esperanza, pero mover a quienes han tomado el gobierno será duro, difícil, otros tantos buscaran a toda costa apoderarse de la forma más fácil de hacerse rico en esta región, porque ser presidente municipal o regidor, o cualquier funcionario publico es visto por muchos como un negocio jugoso y es la mejor muestra de nuestro atraso como sociedad.

La corrupción ha sido y será, lo mismo con el PRI que con el PAN, todos se han servido de pueblo, ninguno ha servido al pueblo, a lo mucho migas quieren dejar a quien deberían servir, y esto ha creado un Estatus Quo que domina la vida pública, una elite, quienes se sienten superiores, porque la vida los ha llevado a tener otras oportunidades u otros medios de supervivencia, una característica heredada de nuestro pasado español e indígena, donde todo era movido de manera monárquica.

Pero Dolores Hidalgo ya no va a aguantar ese sistema, aunque pululan en las redes gente sin criterio que solo piensa en destrozar a otros, la homofobia despertada en algunas publicaciones informáticas referentes al orgullo LGTB+ fueron muy desafortunadas y nos muestran como una ciudad de atraso cultural importante, lo mismo paso con el concurso de la Flor Más Bella, comentarios que hieren a nuestra propia belleza, pues la concepción de la misma para algunos esta distorsionada por el cine, las redes sociales, la maldita idea de que todo rasgo autentico es despreciable.

Nuestra escala de valores se resume entonces a despreciar lo que somos y que encontramos en el otro, simple y llanamente el desprecio a nosotros mismos a nuestra gente, a nuestra raza a lo que somos, con toda su vitalidad.

Pero esto surge por la falta de compromiso de la sociedad actual, compromiso con la propia persona, con el ser, más allá de la apariencia, nos falta comprometernos con las leyes y no justificar a un vendedor ambulante que rompe las reglas y se victimiza; y en nuestro pensamiento romántico lo idealizamos como el pobre que no tiene ninguna otra forma de valerse, pero si tu y yo podemos emprender de manera legal con lo que tenemos a las manos cualquier otro lo puede lograr.

Las mafias detrás de los comerciantes son muchas, personas que dominan los tianguis y las calles, que ganan más que cualquier ciudadano promedio, o inclusive más que cualquier profesionista y no por que trabajen, tan solo por saltarse las reglas, por aparentar defender a quienes se sienten indefensos, y que usan cada tres años como capital político vendible a cualquier candidato que quiera y pueda acceder a sus caprichos.

Pero el comercio informal refleja solo una cosa, la falta de oportunidades, en educación, vivienda, trabajo, en tantas cosas que lo único que queda es entrarle a este circo de humanos, a despedazarnos por las migas que nos van dejando.

La ciudad esta dividida y no por que nos odiemos, simple y llanamente es que no nos conocemos, no nos entendemos, no somos capaces de darnos cuenta que si respetamos las leyes esto comenzara a mejorar, pero quienes tienen que aplicarla son los primeros en violarlas, ese es el problema y no cabe duda que tenemos el gobierno que nos merecemos, y si es un gobierno clasista, racista y homofóbico; como nosotros en menor o mayor grado, somos dolorenses llenos de estigmas, que nos pobreteamos los unos a los otros, que nos denostamos, que nos ponemos el pie y si alguno se queja le toca doble, somos crueles,  insensibles, torpes a la hora ver tocados nuestros interese, y sin embargo sentimos, amamos, somos creativos y aun escuchamos, por eso y solo por eso aún existe esperanza.

Con todos los defectos de un ser humano, es mi ciudad, pero con todas las virtudes y es tiempo de hacer valer esa premisa, todos sabemos por dónde empezar.

PD

  • Es pura mentira que Rendón vaya a quedarse en la región norte, ese rumor se inició para ver si se le hacía, pero no; a muchos maestros les preocupo esto, dejar la educación en manos de un viejo zorro político que no sabe de educación nada, eso sería condena a las siguientes generaciones en la calidad de educación que pueden recibir
  • Cachú no puede con el puesto, no más miren la calle Yucatán extensión de la central de abastos del centro
  • Los políticos necesitan hacer creer a todos que los necesitamos, ahí está Julio González o Maricarmen Soria cada uno a su manera utilizando a quienes pueden
  • Orgulloso estoy de mi Cuna de la Independencia Nacional

No Comment

Deja un comentario