ColumnaEl JineteEntre Líneas

El fracaso del PRI y el PAN Dolores Hidalgo a 6 semanas del 2020

Escrito por: El Jinete, ese que va deseando la muerte

“El mexicano es cobarde y expresa su cobardía adulando al sistema”
Pedro Canché

La década de 2010 está por llegar a su fin en la Cuna de la Independencia Nacional, sin cambios significativos, ni logros que sean capaces de ser vitoreados, una década en la que vivimos desde lo más grotesco del conservadurismo panista y los juniors del priismo local que desde el marco empresarial no lograron las grandes transformaciones que dieran a nuestro municipio una ventaja.

Al contrario sigue acumulando rezagos importantes que desde los finales de la década de los 50 del siglo pasado y principio de los 60 le dio otro rostro a una ciudad que desde entonces no ha sido tan favorecida en cuanto a desarrollo social se refiere, es más, se ha tenido un retroceso en varios temas sociales, los dolorenses no viven en mejores condiciones que sus antepasados más próximos, tal vez la tecnología sea lo que enmascare este atrasó, además de la parafernalia provocada por una era de consumismo, la realidad es que la calidad de vida del dolorense no es la que deberíamos de tener.

Los presidentes municipales que les toco lidiar con esta época fueron sin lugar a duda un consenso dictado desde las cupulas del poder estatal que desde el año de 1994 pactaron con el entonces presidente de la republica Carlos Salinas de Gortari la entrega del estado más conservador de México, con los grupos facticos y extremos en cuanto a conservadurismo, además de estar aderezados por movimientos eclesiásticos que siguen frenando el desarrollo en nombre de Dios.

Los mismos personajes de ese entonces como Vicente Fox Quesada, Carlos Medina Plasencia, Juan Carlos Romero Hicks, Juan Manuel Oliva y Miguel Márquez Márquez, son los que acaparan el poder que les fuera entregado para que el panismo reconociera el fraude electoral de esa época que robo literalmente el desarrollo a toda una generación que ahora está muriendo y ha condenado a las siguientes a no tener opciones para tener una vida digna.

Desde estas cúpulas de poder y a través de los acuerdos entre PRI y PAN y sus partidos satélites se ha controlado muy bien a Dolores Hidalgo, se ha mantenido como un municipio chico con poca perspectiva de crecimiento y no han logrado los gobiernos emanados de estas corrientes políticas desarrollar a la mismísima Cuna de la Independencia Nacional, que sigue en el mismo atraso con lo que llego a las fiestas del bicentenario del inicio de la guerra de independencia.

Solo unos cuantos han logrado un desarrollo, pero al verse con un poco más de poder económico que la mayoría de las personas pierden piso y son estas mismas familias que durante años han gobernado y todos conocemos, las que mantienen el subdesarrollo del municipio para conservar lo único que realmente tienen solo un poco más de dinero, porque ni educación, ni cultura, ni superioridad de ningún tipo se logra con dinero.

De ahí que varios que se hicieron de propiedades saqueando las arcas municipales, auto vendiéndose propiedades del municipio, cobrando favores a políticos, acaparando sectores importantes del desarrollo económico municipal estén tan preocupados porque se comienzan a cerrar las fuentes de su supuesta riqueza.

Pero veamos el subdesarrollo en números como debe ser y son datos que llegan a este final de década para recordarnos que no hemos tenido avances significativos y que las carencias crecen día con día por la falta de visión, por la falta de amor al prójimo y por la falta de valor para exigir lo que es nuestro.

64.1% de los habitantes de Dolores Hidalgo se encuentran en el nivel de pobreza, lo que deja entre ver el porqué de la desintegración social que vive el municipio y sus consecuencias, la tasa de mortalidad infantil que en muchas ocasiones sirve como referente de la calidad de los servicios de salud en el municipio es de 22%, en cuestión de educación seguimos teniendo una escolaridad inferior a 7 años y en el municipio de sus habitantes el 11.22% es analfabeta, además de que el rezago educativo es de 31.7% uno de los más altos del estado.

Tampoco se ha logrado mejorar las finanzas del municipio en estos 10 años, 30.5% de gasto es burocrático y solo se logran 6.2% de ingresos propios uno de los municipios de estado que menos recauda, esto significa una fuerte carga para los contribuyentes cautivos.

En la comunicación, aunque se ha avanzado de las 539 comunidades solo 169 cuenta con telefonía rural, en muy pocas el servicio de internet llega a ser eficiente, en el municipio 41.5% de los hogares tienen algún grado de hacinamiento; un porcentaje muy alto que refleja la falta de oportunidades y de estas solo el 59.4% cuenta con los tres servicios agua entubada, drenaje y electrificación.

Y a pesar de estos indicadores nos quieren hacer creer que lo hicieron bien o que lo están haciendo bien, dadivas de lo que debería ser el desarrollo social y económico es lo que entregan, pero de apuntalar de verdad la economía, eficiente la atención pública, el mejorar los servicios no se habla, nos quieren hacer creer que con unas lámparas las perspectivas de la población cambiaran, cuando lo que tienen es hambre (sin ser este un adjetivo), pero el que sí llamo hambreados a los directores del ayuntamiento y a los propios regidores del ayuntamiento los cuales solo atinaron a sonreír fue el empresario que cambiara las lámparas a poco no se acuerdan.

El periodo del 2010 al 2019 en la Cuna de la Independencia Nacional tiene que ser un tema de análisis para poder encarar los problemas de la década de los 2020, que nos agarrara desprevenidos en los cambios macro y micro económicos del país, los cambios de estructuras sociales a nivel mundial y la evolución de un sistema monetario que pasara de fiduciario a digital antes de que nos podamos dar cuenta, la guerra por los recursos naturales nos agarrara por sorpresa, el saqueo también nos tocara con las arcillas, el caolín, el oro y el agua que nuestra bendita tierra tiene en su entrañas, también veremos fenómenos sociales de esclavitud moderna en nuestros campos (que esos si ya se están viendo) y discriminación a nuestros hermanos indígenas, eso nos tocara ver en esta nueva década y los avisos ya están por todos lados.

La evolución en la comunicación hará desaparecer a medios que antes se decían fuertes y que la gente ya entendió que manipulaban la opinión pública, veremos caer a uno por uno, la profesionalización tendrá que ser la moneda de cambio en este nuevo periodo, pero también está el gran riesgo que el pasado nos pese tanto y nos tiente a volver a prácticas antiéticas y amorales que acrecienten nuestro rezago como municipio, los que ya se alimentaron del dolor de los pobres no soltaran fácil su hueso.

PD

  • Feliz aniversario Casa de Cultura, vilipendiada por los funcionarios de turno, dejada a su suerte a la hora de los presupuestos, majaderamente sobajada porque no comprenden su potencial económico y de desarrollo social, pero aun así digna, pujante, fuerte respiro de un municipio que está a punto de despertar
  • No hay peor enemigo de la sociedad que aquel que se siente rico, siendo pobre y defiende a los ricos a pesar de su pobreza
  • Compra lo hecho en Dolores Hidalgo, eso nos beneficia a todos

No Comment

Deja un comentario