ColumnaEl JineteEntre Líneas

El costo de la pandemia en Dolores Hidalgo, vidas es lo que nos está contando

Escrito por: El jinete, ese que va deseando la muerte

En política sucede como en las matemáticas: todo lo que no es totalmente correcto, está mal
Edward Moore Kennedy

La inmadurez política es el resultado de años de vivir bajo un régimen que privilegiaba a pocos y desdeñaba a muchos, así, por años el clasismo de los que gobernaban se impuso para mantener a un pueblo ignorante, sin educación, sin salud, con puro circo, sobajado y con muchos lambiscones que aceptaban las migajas de los dueños del pueblo que por primera vez en muchos años se sienten amenazados.

Esa inmadurez se dejo ver esta semana en donde todo el sequito de aduladores no pudieron advertir a quien representa a este pueblo la magnitud de minimizar las normas que él mismo había impulsado, más como un capricho que como una estrategia, este momento marcó ya la administración y los que deberían de evitar que se cometan este tipo de errores parece que impulsaron a su jefe al despeñadero más hondo del municipio, su hija no tiene culpa de nada en esto, ni sus amigos, es más, ni todos los meseros y la empresa que realizó el evento, los culpables son los adultos, los padres de la menor, sus asesores quienes en  ningún momento pudieron esgrimir esta estocada de la cual de manera silenciosa pero puntual los buitres políticos harán escarnio.

En un momento en que el pueblo ya le perdió el respeto a la investidura municipal, porqué la administración municipal le perdió el respeto a la ciudadanía primero y sin ser una escusa el ejemplo vino desde arriba, desde el gobernador del estado, desde los principales actores políticos de un gobierno que esta colapsado por la ambición de una generación que solo llegó a llevarse lo que más pudiera.

Para muestra un botón, en la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, donde el propio titular José Gerardo Morales Moncada, resultó positivo en la prueba de COVID-19, pero lo mantuvo como secreto. El brote provocó ya una víctima mortal y es este el que quería gobernar al municipio y se promocionaba como el consentido del gobernador.

Estos errores garrafales en el estado nos tienen ya entre los 3 primeros lugares de los estados con más contagios de COVID-19 y en los que más muertes se han presentado, la clase política de nuestro estado evidencia su falta de empatía con la ciudad y solapa a empresarios que ponen por encima sus intereses económicos que la vida de las personas.

Una muestra de ello es la agroindustria, hablemos de la empresa PLANASA que se ha arraigado en el municipio desde hace 2 años, sus trabajadores son naturales traídos de Guerrero y Oaxaca, las autoridades municipales a través de su unidad de COVID-19 han tenido conocimiento de contagios de COVID-19 dentro de los viveros de esta empresa, sin embargo esta ya se niega a que entre el sector salud a atender a los trabajadores o inclusive a revisarlos para evitar más contagios, a sus trabajadores les han prohibido salir de las zonas de cultivo y de los campamentos, y si enferman y faltan les descuentan los días, esclavitud moderna que se sigue evidenciando en nuestra bella lola.

En Dolores Hidalgo van ya más de 32 personas fallecidas por COVID-19 los números los suben atrasados por lo menos por 3 días, y las autoridades sanitarias se niegan a dar entrevistas a periodistas y la información llega tarde en un engranaje que ha existido por años donde la secretaria de salud del estado jamás provee de estadísticas actualizadas y su información por lo general está atrasada por años.

Pero aquí comienza la gran pregunta ¿cuánto nos costará esta pandemia?, medirlo en dinero es ocioso, pero ¿cuánto vale la vida de una persona?, muchos dirán que se muera quien tenga que morirse, otros señalaran que a ellos nada les pasara, esto deja de ser discusión cuando a quien le toca el turno de usar la pistola en una ruleta rusa reflexiona por la estupidez de entrarle al juego segundos antes de que la bala penetre en su sien.

Los ciudadanos no podemos estar a la expectativa de que alguien nos ponga el ejemplo, los turistas ya están llegando y es responsabilidad de los prestadores de servicio será recordarles que también tienen que cumplir las normas, las fiestas patrias se calcula será una pérdida de 60 millones de pesos, pero eso no es el valor de 30 o mil dolorenses, tenemos más que perder si nos hacemos de la vista gorda que si nos ponemos las pilas y acatamos lo que nos indican las autoridades, claro, a nuestros gobernantes les tocara en las urnas su castigo y ni modo tendrán que aceptar que por esta vez sus cuentas no fueron las correctas.

PD

  • O nos ponemos vivos o nos lleva a todos la tristeza
  • La muerte esta ya paseándose, se llevará a algunos de nuestros amigos, tal vez a algún familiar o a un padre o madre, tal vez un hijo, o a uno mismo; es tiempo de unirnos como sociedad y dejar las luchas políticas de lado un poco.
  • No te imaginas lo que es vivir sabiendo que pudimos haber evitado que alguien más muriera
  • Tendría que haber en medio de la pandemia una tregua política, pero eso no lo harán los buitres políticos, ellos solo ven como llevarse más y más

No Comment

Deja un comentario