ColumnaEl JineteEntre Líneas

El cansancio ciudadano y la revolución que se viene

Escrito por: El Jinete, ese que va deseando la muerte

 

No hay anuncios de cometas ni eclipses, que yo sepa, ni tenemos culpas tan grandes como para que Dios se ocupe de nosotros.
Gabriel García Márquez 

Los medios de comunicación fueron muy irresponsables por años en la Cuna de la Independencia Nacional, se vendían al mejor postor, la única estación de radio de la región de manera alevosa y tramposa busco siempre congeniar con el poder (como hasta ahora, que aún se siente con fuerzas), periódicos aparecieron y desaparecieron como el pasquín que esta apunto de desaparecer, televisoras experimentales meritorias y otras que no dejan de ser la calca de la revista Alarma pero televisada, por años han engañado a sus audiencias, cambiándoles espejitos por oro.

Por eso ahora las personas se han vuelto descreídas, ya no creen existen más medios para cotejar lo dicho y validar la información; los medios crecen rápidamente, evolucionan a una velocidad que parecen imparables, pero la gente aun tiene dudas, varios que se pusieron la camiseta de periodistas sin comprender su responsabilidad hicieron mella en una población, que no lee ni en defensa propia, que no reflexiona, que opina sin pararse a pensar en el trasfondo de la información y que hoy no creen en una pandemia que ha acabado con la vida de 74 personas en el estado de Guanajuato.

Muchos en la defensa de las teorías de la conspiración señalan que mueren más por otros padecimientos, y es válida su opinión, mueren más por desconocimiento, por falta de oportunidades, por la ignorancia trascendental en al que vivimos, por enfermedades relacionadas al rezago social, que por COVID-19.

Mueren por que nunca nadie les dijo que hervir el agua era fundamental, pero ¿Cómo? Si ni agua tienen, por que ignoran que el refresco que están tomando les esta provocando un fallo sistémico, que la obesidad es provocada por una vida sedentaria promovida como estatus, mueren por el alto grado de alcoholismo en lo jóvenes, por el consumo de sustancias ilegales, por la venta de esas sustancias ilegales, mueren por frustración de no alcanzar el estatus quo que exige una sociedad, donde lo valioso es lo banal y el “yo hago lo que se me antoja” es moneda de cambio hasta del gobierno.

Ya no sabemos comer, las medidas se han perdido, el tragar todo como producto y después vomitarlo es lo común, el imponerse con trampas es lo de hoy, el chingarse al otro por que se descuido es lo que esta de moda, no importa si es tu amigo o tu familia, pero eso si nos esta matando, el eterno perseguir de un papel sin valor real, es lo que nos esta matando, mientras como en la película Soylent Green  de 1973, nos comemos los unos a otros, mientras los verdaderamente poderosos disfrutan de los verdaderos placeres de este planeta y nada tienen que ver con los narco corridos, ni el sexo, ni el alcohol, ni todo lo trivial que puede ser una actividad mecanizada.

En Dolores Hidalgo la lucha por el agua ya es palpable, y en breve se agudizara, los extranjeros disfrutan de nuestra agua en los productos del campo que se van de este municipio, nosotros nos secamos como la mayoría de la tierra de temporal que son de nuestros campesinos obligados a trabajarle a transnacionales que se llevaran el dinero a otra parte y le dejaran migajas al gobernante en turno que les entregara a cambio nuestros recursos, nuestra mano de obra barata y el erario público si es preciso.

El norte de Guanajuato por años ha sufrido el más grande de los abandonos por los gobiernos emanados del PAN, a lo mucho se aparecen para llevar más promesas cada sexenio, los diputados se van a la capital como pequeños virreyes a disfrutar de sus grandes dietas y beneficios, y cada vez nos olvidan más, ya ni casas de gestión existen en la zona, ni analizan nuestros problemas para exponerlos y buscar soluciones, representación dada de facto y a personajes que jamás verán por el pueblo que dicen representan.

La democracia guanajuatense tiene problemas medulares, una de ellas es el corporativismo con el que funciona el Partido Acción Nacional, algo como lo que hizo el PRI durante años, pero este creo su estructura en los maestros, en los comerciantes ambulantes, en los empresarios que se benefician del erario, en un grupo que tienen años definiendo un destino que no ha podido sacar a Guanajuato de su pobreza.

Dolores Hidalgo, San Diego de la Unión, San Miguel de Allende, San Felipe y Guanajuato capital de una u otra forma sufren los estragos de malas decisiones, los problemas por el agua se están agudizando en cada uno de ellos, las empresas quieren el agua de los ejidatarios, en Dolores Hidalgo, cada vez es más difícil el acceso al agua y aun así empresas mineras y de agricultura amenazan con saquear más el agua de los habitantes, en San Miguel de Allende prefieren las autoridades fraccionamientos ricos con agua y que los pobres la racionen eso si con un precio más alto, San Felipe enfrenta sequias extraordinarias y todos estamos sentados en la misma zona, el anuncio de una revolución que será impulsada por la falta de agua.

Mientras nos secamos nuestras diputadas y diputados no se aparecen, no dan la cara, tampoco los alcaldes, es más ni les preocupa, eso no les dejara ganancias así que ni les ocupa, el poder en Guanajuato es un negocio, eso es un vil negocio que lucra con el sufrimiento de los más pobres, y sí, mueren más por esto que por COVID-19, pero nadie hace nada.

Sin embargo, el problema del COVID-19 es más profundo, por que al tener una población tan alta en riesgos, renales, cardiovasculares, por obesidad, y contar con un solo hospital publico regional compartido por varios municipios, la atención de pacientes con un nuevo padecimiento lo llevara al colapso, si en la región aumenta de manera drástica el numero de contagios el único hospital regional será insuficiente, y no solo para COVID-19, si no para todos los padecimientos, y entonces, ahora si la muerte estará al asecho, lista para saltar sobre el primer descuidado.

El problema real no es el COVID-19, el problema es la falta de infraestructura, de personal, de equipo, de dinero para comprar ese equipo, es la falta de emprendedores que inviertan en tecnología y desarrollen nuestros propios instrumentos en el país, el extranjero nos los venderá siempre más caro, ahora podemos ver las consecuencias de no invertir en educación, de no invertir correctamente en los hospitales, de dejar pasar los casos de corrupción donde compraban medicina a sobre precio, o comprar la medicina robada al IMSS o al sector salud.

Las consecuencias de no ser derechos, las consecuencias de dejarlo para mañana, de que importa es mi compadre, del así son las cosas, del que tenga más saliva que trague más pinole, del vale madrismo, del pagarle al transito para que me la perdone, de una no es ninguna, de las frases tontas que nos inventamos para justificar nuestra ignorancia, nuestra falta de ética, de nuestra falta de empatía por el otro.

Del querer sobornar, del querer imponerse por la fuerza, del estúpido que quiere ser presidente o diputado solo para satisfacer bajas pasiones, su ego engrandecido por lambiscones por eso el COVID-19 es tan peligroso, por que por años no nos preparamos para esto, total “la vida no vale nada” en un país de cobardes, eso prendera la mecha y las revoluciones siempre serán para bien o terminaran con todos.

PD

  • Estamos en el punto más alto de la pandemia, habrá más infectados, la selección natural hará el resto, si salimos vivos de esta nos seguiremos leyendo
  • La ignorancia es nuestro peor enemigo, pero con tantas fuentes, tantos opinadores, tantos desesperados y tanto enfermo de estrés que haremos en un mes
  • Dolores Hidalgo se repondrá eso que ni que, pero ¿a qué precio?
  • En el estado de México ya creció un 70% la demanda de servicios funerarios, algunos fallecieron de diabetes, hipertensión, neumonías atípicas otros de COVID-19, los primeros estaban previstos, los últimos amenazan con colapsar también ese servicio y en nuestra región cuanto faltara para eso
  • Algunos prefieren no ver, prefieren distraer su vista en fiestas, alcohol, música, sexo, quieren sus satisfactores de regreso, esos que da el dinero, mientras el país se llena de cadáveres por el COVID-19, la inseguridad y nuestra ignorancia

No Comment

Deja un comentario