ColumnaPepe Ramírez

Después de 74 años, ¿Qué es civilidad?

Los bombardeos que dieron fin a la Segunda Guerra Mundial el 6 y 9 de agosto de 1945 revelaron ante los ojos de todos una amarga verdad que hasta el día de hoy no hemos podido superar, el deseo de sangre para satisfacer nuestros más bajos placeres de dominio y de poder.

Nos dimos cuenta de que somos capaces de destruir el mundo con solo un botón. Sin embargo, a 74 años de haberse lanzado por primera vez esta aterradora arma, la segregación, la discriminación, el nacionalismo siguen generando guerras que, dejan en claro que la tecnología ha rebasado el razonamiento y a la humanidad, cada vez estamos más lejos de realidad.

En el marco del aniversario se presenta en el paso Texas (Estados Unidos) el asesinato de 20 personas, entre los muertos están 7 mexicanos a manos del joven Patrick Crusius de 20 años de edad que justificó su ataque con un vano nacionalismo ante la globalidad.

Sobre el hecho, el mandatario estadounidense Donald Trump minimizó el atentado al decir que el joven presenta problemas mentales… y el mandatario mexicano Andrés Manuel solo lamentó los hechos y brindo condolencias a los deudos.

Cabe señalar que durante su campaña como candidato a la presidencia de E.E.U.U., el 8 de mayo de 2016 Trump preguntó al público que cual sería la mejor manera de tratar a los migrantes y uno de los asistentes respondió que con “balas”, a lo que Trump mostró una sonrisa burlona.

Por primera vez en todo lo que va de su gestión, concuerdo con él al decir que estos actos y cualquier tipo de asesinato vienen de personas con problemas mentales, no hay ninguna otra justificación, por lo tanto ¿Cual civilidad?

Ni que decir del terrorismo que vivimos los ciudadanos todos los días en el país, en el estado, en nuestras ciudades, en mi colonia… le recuerdo cuales municipios de nuestra entidad tienen graves problemas de inseguridad empezando por Irapuato, León, Celaya, Salamanca, Apaseao el Alto y el Grande, Coroneo, Acámbaro, Dolores Hidalgo, Moroleón, Urangato, San Miguel de Allende, San Luis de la Paz, bueno son casi los 46 municipios de Guanajuato.

Pero hay gente que aun guardan un gran sentido de humanidad como activistas, ecologistas, maestros y demás que buscan cambiar un poco la realidad de su entorno, el problema es que nuestras autoridades aquí y en todo el mundo están ausentes con todos sus intereses personales y como decía el anuncio “padecen de sus facultades mentales”.

Como al Chapo, que lo juzguen allá 

Las familias mexicanas piden que este joven estadounidense que asesinó a sus familiares sea extraditado a México para que ellos puedan ser testigos del juicio por la pérdida de sus seres queridos.

¿En serio?, yo diría que no, menos con todos los antecedentes que hay en nuestro territorio, donde el ente destinado a la impartición de justicia ha dejado mucho que desear.

A pesar de la mala imagen que tiene el vecino país y el rival a vencer en futbol para sanear un poco el ego nacionalista tiene un mejor sistema en el que se puede decir que hay un proceso apegado a la ley, también se da la corrupción, pero… ¡híjole!, estamos hablando de México.

El caso del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte y otros exgobernadores acusados de lavado y corrupción así como la permanencia en Guanajuato del Fiscal más carnal de todos, Carlos Zamarripa demuestran que lo mejor es que lo juzguen allá.

La contaminación, también debería ser terrorismo

La capital de estado, patrimonio de la humanidad es presa del terrorismo de sus propios habitantes que sin escrúpulos y conciencia siguen mostrando al turismo la buena conciencia que describió Carlos Fuentes en su obra.

En verdad, quien supiera amar a sus hermanos viviría siempre en ellos, y en sus hijos, y en los hijos de los hijos (Las Buenas Conciencias), decía Fuentes en su libro que no es otra cosa que puro sentido común, se lo digo más claro, no hagas lo que no quieras que te hagan.

A cualquier capitalino que usted le pregunte le dirá que uno de los peores problemas es la basura y el gobierno municipal y otras autoridades tienen la culpa.

Y es que lo más fácil es decir que las autoridades no cumplen con su trabajo cuando la responsabilidad es de todos, todos aquí vivimos, la basura no se tira solita y los perritos no la esparcen porque son malos, ¿ok?.

Es que es inverosímil que como ya lo dije la ciudad es ¡Patrimonio de la Humanidad!, ósea, recibe una gran suma de dinero para la preservación y manutención de la ciudad y en consecuencia que este bonita para el disfrute de todos.

La solución… multar y castigar, pero bien, es más debería haber un “torito” como para los borrachos uno para los que atentan contra la salud de los ciudadanos y no solo en la ciudad en el estado, y les hablan a los del Congreso.

Que sea una falta administrativa para empezar, como cuando hacen sus necesidades biológicas en la vía pública igual y por cierto que dejan sus botes llenos de residuos líquidos humanos en cualquier parte, que asco de gente.

Esto es un atentado a la salud pública, que acaso no ven como está el clima, son más de 60 toneladas de basura diarias y aumentan con cada festival y temporada vacacional que hay.

Es terrible ver cada esquina del centro histórico de Guanajuato llena de bolsas de basura, sobre todo de los comercios de comida, hoteles y restaurantes, así como también es terrible ver volar basura del transporte público y de gente que sin ningún pudor suelta su envoltura en las jardineras, no se hagan.

No hay más, así como se ponen el casco los motociclistas para evitar la sanción, es necesario que se multe, no hay más, la gente no entiende de otra forma solo entienden cuando les afectan su bolsillo, lo único racional que actualmente se puede encontrar.

No Comment

Deja un comentario