LocalNacionalSeguridad

Dolores Hidalgo y el 68, el municipio que siempre ha soñado con la libertad

LOS HECHOS OCURRIDOS EN LA CIUDAD DE MÉXICO SON LOS MÁS SEÑALADOS DE ESTA ÉPOCA DE REVOLUCIÓN EN NUESTRO PAÍS, NUESTRA CIUDAD TAMBIÉN VIVIÓ MOMENTOS DE TENSIÓN DURANTE EL AÑO EN EL QUE SE SEMBRÓ LA SEMILLA DE LOS DERECHOS HUMANOS EN NUESTRO PAÍS

Dolores Hidalgo Cuna de la Independencia Nacional, Gto.- Si bien existen hechos de la historia que aun siguen ocultos, ya sea por omisión por que a alguien le conviene que no se sepa la verdad, es de destacar el profundo sentido de lucha por la libertad con el que ha nacido nuestra ciudad, estaría demás señalar ahora cada uno de los eventos donde la partición de hombres y mujeres dolorenses han cambiado el rumbo de la nación, y es esta pequeña ciudad la que no pudo estar ajena a la subjetividad de una de las épocas en las que se fundaron las bases de la sociedad actual.

[pro_ad_display_adzone id=”9752″]

Hay que señalar que Dolores Hidalgo en esencia es una ciudad conservadora, que en la actualidad sigue teniendo dogmas y tradiciones arraigadas en el pensamiento mágico, pero también es cuna de muchos que se resisten a seguir atados al oscurantismo intelectual, y esas bases modernas serían sembradas en una época donde los jóvenes reclamaron su protagonismo en la sociedad.

Foto Especial

Pero la agitada vida política en las universidades del país ya había rendido frutos en el caso de Chihuahua en donde el apoyo de varios sectores estudiantiles en una huelga de trabajadores del campo, culmino con el estado inaugurando una nueva escuela de agricultura, un logro para los estudiantes pero un reto para el estado mexicano que no veía con buenos ojos el reto que los estudiantes lanzaban para modernizar al país y la ruptura con las estructuras políticas desarrolladas hasta ese momento.

De ahí la organización de estudiantes que tenía ya mucho fraguándose  en el país decidido realizar una marcha  el 3 de febrero de 1968 comenzando en Dolores Hidalgo Cuna de la Independencia Nacional, la Marcha por la Libertad organizada por la CNED (Central Nacional de Estudiantes Democráticos), buscaban la excarcelación de los presos políticos estudiantes, pues el gobierno usaba comúnmente la represión contra cualquier forma de organización que se saliera de los estándares establecidos en la época.

Llegando el día en Dolores Hidalgo se reunión miles de estudiantes provenientes de diversas escuelas preparatoria y universidades de gran parte del país, en la ciudad no tuvieron una buena acogida, sin embargo, marcharon por la calle Guanajuato en dirección al jardín, en el evento se encontraban presentes los líderes del movimiento del 68, Pedro Castillo, Antonio Medina, Juan Manuel Posadas y Martin Natera, quienes son los que aparecen en la fotografía de portada, en el momento en que pasaban por la calle Guanajuato esquina con la calle Nuevo León.

Lamentablemente por parte de la iglesia católica se había incitado a los ciudadanos a no participar e inclusive a agredir a los estudiantes, los cuales los recibieron aventándoles varios jitomates, cebollas, hortalizas y otro tipo de alimentos lanzados desde las casas aledañas a esta calle, en varios comentarios de ciudadanos se señaló al sacerdote Zacarias Barrón Falcón como el responsable de asustar a la población.

Zacarias Barrón Falcón

Lo que se dijo en la época según algunos testimonios fue que los jóvenes eran comunistas y saquearían la parroquia, afortunadamente los estudiantes soportaron todo para concluir su marcha y no respondieron las agresiones evitando que terminara en algo más fuerte.

Ocho meses después cientos de estudiantes fueron víctimas de la opresión y soberbia presidencial, el 2 de octubre de 1968, acallarían de manera violenta a los estudiantes del país en la ciudad de México, la masacre de la plaza de las Tres Culturas muestra de intolerancia y abuso de poder, pero también deja precedente de las luchas sociales que aun después de 50 años de lucha siguen siendo un referente en la lucha por los derechos humanos en nuestro país.

En el movimiento de 1968 participaron muchos dolorenses la mayoría ya fallecidos y que por razones de seguridad negaron por muchos años sus filiaciones políticas, algunos de ellos Agustín Villegas, Carlos Soto y Reynaldo Hernández entre muchos otros jóvenes que soñaban con un país mejor.

*agradecemos a Juan José Hernández por compartirnos datos importantes de esta etapa de la vida en Dolores Hidalgo.

** Varios datos fueron tomados de la Revista Mexicana de Investigación educativa, enero- febrero 2003, vol 8, numero 117. “El movimiento estudiantil mexicano, notas históricas 1910 -1971, Antonio Gómez Nashiki

No Comment

Deja un comentario